Cambiar de dueño significa trasladar la responsabilidad del contrato de electricidad de un usuario a otro, quien recibirá los derechos resultantes, como el pago de facturas o posibles deudas.

Solicitudes para tramitar cambios de titulares de electricidad

Según la comercializadora, cambiar el titular del poder es una gestión que se puede hacer por teléfono, correo electrónico, a través del área de clientes o personalmente en una oficina comercial tantas veces como sea necesario.

La forma de hacer efectivo un cambio de nombre para las facturas de luz es proporcionar a los comercializadores una serie de documentos. Existen algunas diferencias en los documentos a entregar, pero los requisitos generales de la empresa son los siguientes:

  • Perfil del antiguo dueño: Nombre completo.
  • Datos del nuevo titular: nombre, apellidos y DNI.
  • La dirección postal del punto de abastecimiento.
  • Código Común de Punto de Suministro (CUPS).
  • Copia de la escritura de la vivienda o contrato de arrendamiento.
  • Factura de cuenta corriente a domicilio (20 dígitos).
El cambio de titularidad de la energía eléctrica es un trámite que se puede realizar simultáneamente con un cambio de empresa o de tarifa, ya que el nuevo titular no está obligado a acogerse a las tarifas existentes y puede elegir la tarifa que mejor se adapte a su consumo.

¿Cuándo es recomendable cambiar el titular de un contrato de energía?

Para evitar problemas o hacer frente a deudas que no nos corresponden, el cambio de titular del contrato eléctricoes la medida más apropiada. De hecho, en algunos casos se convierte incluso en una acción casi imprescindible:

  • Alquilar o vender.
  • Fallecimiento.
  • Divorcio.

En cualquier caso, se aconseja a los antiguos propietarios que no pidan bajas de suministro, lo que permite a los nuevos inquilinos ahorrar en el precio de la luz registrada y realizar cambios sin incurrir en gastos.

Cambiar de dueño al fallecer

Si una persona fallece y la responsabilidad de los bienes recae en sus familiares directos (cónyuge, padres, hijos o hermanos) o herederos, éstos deben responder por los bienes. Ahí es cuando pueden cambiar de titularidad al morir.

Si la casa va a estar desocupada, se recomienda cortar la energía para evitar conexiones ilegales, cuyo costo correrá a cargo del titular del contrato. Por otro lado, si los herederos deciden quedarse con la casa, es recomendable bajar la luz para cubrir el costo fijo mínimo de la luz.

Cambio de titularidad por divorcio

La otra razón más común para cambiar los titulares eléctricos es el divorcio. Es importante saber que el cónyuge amo de casa debe tener un contrato de luz a su nombre, liberando a la otra parte de todas las responsabilidades y obligaciones (pago de recibos o deudas).

Reemplazo de toma corriente en alquiler o venta

En el alquiler o venta de una casa, es una práctica más común reemplazar el titular del poder entre el propietario y el inquilino para que este último sea responsable del suministro de energía.

Si se ha retirado el suministro, habrá que volver a solicitar la inscripción y el coste de esta operación correrá a cargo del nuevo inquilino por ser el propietario del inmueble.

Cuando un usuario entra en un alquiler o segunda residencia, es importante comprobar y registrar la lectura del contador desde la primera vez para asegurarse de que no se le cargará este consumo en el primer recibo como corresponde al anterior inquilino.

En el caso concreto de la vivienda en alquiler, cada vez que finaliza el contrato y no se quiere renovar, se debe entregar el inmueble en las mismas condiciones que en el momento del alquiler, y se realizan los trámites correspondientes para el cambio de titularidad por parte del propietario de la misma. la casa. De lo contrario, el inquilino tiene derecho a cortar la energía para evitar la responsabilidad por la factura.